Más
información

El comercio electrónico en tiempos del covid-19

El comercio electrónico en tiempos del covid-19

Práctico, cómodo y rápido, el ecommerce se ha convertido en una herramienta indispensable para comprar durante el confinamiento.

Carmen L., 27 años, teletrabajadora de un banco, ha tirado de ordenador y tarjeta para hacer más llevadero el confinamiento impuesto por el covid-19. En las horas en que no tiene que estar conectada por motivos laborales, ha buscado y comprado en la red material deportivo para poder entrenar en el salón de su casa y complementos electrónicos. Carmen es una eshopper de libro, como muchos de los españoles que han hecho que el comercio electrónico se dispare y salga reforzado durante la cuarentena del coronavirus.

Los expertos en ecommerce creen que el sector “saldrá reforzado de esta crisis, porque muchos de los cambios aparentemente temporales que implementamos (la compra en supermercados online, los pedidos de comida de delivery o la oferta de servicios a distancia a través de videoconferencia) pasarán a convertirse en permanentes. Es una gran oportunidad para muchas empresas”, afirma Álvaro Gómez, country manager de la agencia Elogia, especializada en Digital Commerce Marketing.

Durante la cuarentena obligatoria, las búsquedas se han multiplicado. Por ejemplo, si se teclea ‘compra online’ en Google Trends se ve que la gráfica solo tiene una dirección: ascendente. “Las consultas diarias han pasado de 30 a más de 100”, detalla Alicia Macías, consultora y fundadora de ecommerceefectivo.com. “Las búsquedas en Google están por encima del 500%. Y por productos han sobresalido las ya archipopulares mascarillas (900%), el tabaco (550%) y las diferentes empresas de alimentación y distribución”, concluye.

A falta de los datos de este primer trimestre, el comercio electrónico español mostraba buena salud. Año a año, los números de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) confirmaban ese buen estado. Por ejemplo, cerró 2018 con una facturación cercana a los 40.000 millones de euros. Y si se mantuviesen las tasas de crecimiento que ha tenido hasta ahora –muy por encima del 25%–,en 2019 podría romper la barrera de los 50.000 millones de euros.

A finales de ese ejercicio, 20,3 millones de españoles entre 16 y 65 años compraban en los ‘centros comerciales virtuales, según el ‘Estudio anual de eCommerce en España 2019’. Amazon, eBay, Aliexpress y El Corte Inglés son los cibercomercios más visitados. El teléfono móvil (53% de las compras) se va imponiendo al ordenador; que, sin embargo, es considerado más cómodo para comprar. El perfil del eshopper es de 41 años, suele hacerlo tres veces al mes y se gasta 64 euros. Las mujeres adquieren productos físicos (libros, ropa o muebles) y los hombres, contenido digital (software, juegos, películas y música). Y las tarjetas de crédito, como las de American Express, ganan terreno a las plataformas de pago, según el informe.

Se está perdiendo el miedo a comprar en las redes. En muchos casos se debe, como explica Alicia Macías, “a que tener detrás la confianza de una marca te hace perder ese temor”. Aun así, no hay que bajar la guardia y se deben seguir algunas pautas, como las que indica la plataforma de pago Paylands: “Nunca dar el pin de la tarjeta, no realizar transacciones conectado a una red de wifi abierta, utilizar contraseñas complejas y cambiarlas regularmente, tener en cuenta el protocolo https y revisar la información que proporciona la tienda online”.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) durante 2018, un 20,4 por ciento de las Empresas con 10 o más empleados realizaron ventas electrónicas por un valor de 281.638 millones de euros, lo que representa un 17,3% del total de ventas; y un 33,9% de Empresas con similar plantilla hace compras de 239.505 millones de euros, lo que significa el 21,3% de sus compras totales. Operaciones que se pueden realizar con las tarjetas de Business y Corporate de American Express.

En cuanto a pymes, un 17,5% de Empresas utilizó el mercado electrónico para comprar y un 5,8% para vender. Estas consideran que la digitalización es fundamental para subsistir. El informe eBay resalta que “el 62% de las pequeñas y medianas empresas asegura que solo sobrevivirá si da el salto al comercio online”. Y que 8 de cada 10 pymes ven en la digitalización su prioridad si contaran con recursos para financiarla.

La crisis también afecta algunos sectores: “El impacto depende de si son actividades o productos que se usen o consuman en casa”, explica Álvaro Gómez. Alimentación, fitness, juguetes y videojuegos salen bien parados. El experto señala que “en el segmento del B2B, el impacto ha sido desigual. Negativo en servicios presenciales (ferias, congresos, viajes de negocio, mantenimientos físicos…) y muy positivo con lo que tiene que ver con el teletrabajo y la adaptación de las Empresas a la nube”.

El futuro es tan inmediato que es difícil hacer planes. Sin embargo, Álvaro Gómez cree que “es buen momento para retirar todas las comunicaciones con promociones y ventas de producto, y generar contenido que refleje confianza y recoja lo que tengamos en común con nuestros clientes. Es un gran error dejar de comunicar justo ahora. Las Empresas que sí logren enganchar y crear una relación con los consumidores, recibirán las primeras compras tras la crisis; las que no, tendrán que volver a ganarse la confianza de los mismos”.

American Express España American Express